El País de la Jota Catalana

La comarca de la Terra Alta es un lugar donde se mantiene la tradición de bailar jotas y bailadas durante sus fiestas más características. Una tradición que se ha mantenido viva a lo largo de los años en muchos municipios de esta comarca y que otras poblaciones han sabido recuperar con acierto, lo que hace que hoy en día la mayor parte de los municipios terraltina se pueda disfrutar de ver bailar la jota en sus días festivos.

La Fatarella es uno de los municipios que nunca ha perdido la tradición de bailar la jota en su vertiente más popular, se baila en febrero por San Blas ya su fiesta mayor de verano. En el municipio de El Pinell de Brai, el día 10 de agosto, durante la fiesta mayor dedicada a san Lorenzo tiene lugar el Jefe de Danza, con bailadoras y bailadores de todas las edades bien avillats con faldones y faldas, pañuelos y fajas, todo un espectáculo.

Alrededor del 20 de agosto, el día de la fiesta Mayor de Caseres el grupo de jota local se encarga de bailar la jota en este hermoso municipio situado a orillas del río Algars.

Para la fiesta de San Bartolomé, el 24 de agosto, la bandada danzante de Prat de Comte ofrece a sus habitantes y visitantes una exhibición del baile de la jota de Prat de Comte, en medio de su Fiesta Mayor.

Ya entrados en septiembre, es Gandesa quien celebra la Fiesta Mayor coincidiendo con el primer fin de semana del mes. Durante las celebraciones, el baile de la bailada o jota Gandesana, pieza importante del folclore catalán, es uno de los elementos indispensables de la fiesta.

Alrededor del 8 de septiembre, durante la Fiesta Mayor de Horta de San Juan, también tienen lugar bailes de jota, justo después de la tradicional procesión. Los bailadores de Horta, con el traje tradicional puesto, puntean cada año en el sonido de la jota tradicional de la población.

Sin embargo, las jotas en la Terra Alta no acaban aquí. En las fiestas de invierno también están muy presentes los bailes de las jotas y las bailadas. Es el caso del pueblo de Arnes, donde las mujeres lucen sus mantones durante los bailes de jota que hacen en honor a su patrona, Santa Águeda.

También en Vilalba dels Arcs se hace sentir y se hace mirar la jota, ya que en esta población se ha recuperado también el baile de la danzada, que tiene lugar durante los días de la fiesta de san Sebastián, alrededor del 20 de enero .

En la Pobla de Massaluca se baila en el mes de enero durante la festividad del patrón del municipio, San Antonio, con motivo de la Fiesta Mayor.

El día 3 de febrero caso San Blas y, por tanto, es día de fiesta grande en la población de Biot. Este es uno de los municipios que al igual que en la Fatarella ha conservado desde siempre el baile de la jota. Por san Blas se puede ver en la plaza Mayor de la localidad y durante diferentes días como gente de todas las edades bailan al son de la bailada de Bot con sus trajes tradicionales.

Para san isidro, patrón de los agricultores, la jota es bailada en la villa de Batea, en una jornada festiva organizada por el Centro Cultural y Recreativo que lleva el nombre de este santo.

La riqueza del folclore tradicional de la Tierra Alta se ve reflejada en los bailes de las jotas. Es una de las comarcas catalanas que ha sabido conservar a lo largo de los años de manera muy viva la jota bailada catalana.